¿Quiénes somos?

Pensando racionalmente, que aquellos que nos podemos permitir consumir no lo hagamos es el único camino para no tener que estar pagando toda tu vida una hipoteca, es imposible entender cómo la gente sigue invirtiendo en bolsa cuando, contextualizando nuestro nivel de vida, no estamos mejor que nuestros padres e incluso hay estudiosos que afirman que para nosotros no habrán pensiones.

En los últimos años el precio de la vivienda se ha multiplicado, si eres joven y no tienes una vivienda deberías estar pensando ya cómo vas a pagar la hipoteca porque hoy por hoy esa hipoteca que te de acceso a una vivienda va a durar 40 años, toda tu vida profesional dedicada al pago de esta, así, se ha hecho imposible independizarse a no ser que lo hagas en pareja, y todo esto a día de hoy, en el futuro no se prevé un descenso de los precios sino que estos dejen de crecer tan fuertemente, pero hay una solución definitiva para todo esto, aunque no es realista: no es realista porque para que funcione debes dejar de hacer lo que más deseas: comprar. Si dejáramos de comprar todo aquello que no es de primera o incluso segunda necesidad nuestros bolsillos se llenarían a la misma velocidad que el mercado se hundiría, los bancos centrales bajarían las tasas de interés a mínimos históricos para estimular la economía: el dinero pasaría de los especuladores a la gente.

Piensa en ti: posiblemente en este momento estás viendo esta página desde tu casa pero podrías estar haciéndolo desde los ordenadores que hay en la biblioteca, en tu trabajo o en la universidad, así, posiblemente tu ordenador no es una necesidad, es un deseo, un lujo, un capricho, algo irrelevante pero sin el que te sentirías por debajo de los demás, como comprar tratamientos de adelgazamiento en vez de comer menos o hacer ejercicio, comprar libros en vez de alquilarlos en la biblioteca, comprar motos (esa estúpida máquina que solo sobrevive por un ideal sesentero, a pesar de que su poca seguridad te puede costar la vida) y coches en vez de usar el autobús, el tren, el metro, etc. ¿Te importa?.

Claro, si nadie compra elementos superficiales se destruiría trabajo y algunas personas quizá no podrían optar a esos objetos de primera necesidad, pero te recuerdo que a día de hoy vas a necesitar toda tu vida profesional para pagar una hipoteca y que solo te puedes independizar en pareja: ¿no hemos llegado ya a un punto en el que cosas de primera necesidad como la vivienda no están al alcance de muchos? ¿Acaso te importa?.

Siendo la televisión la principal (y a menudo única) fuente de información, si no sabemos de todo, ¿cómo es posible que hablemos y votemos sobre todo?. Seguramente porque somos peores que preescolares porque aunque hayamos alcanzado la mayoría de edad nos comportamos como ellos. Y sobre los gobiernos que nos representan, ¿por qué los ministros juran o prometen sobre la constitución con una cruz delante en un palacio y no delante de la gente que deben representar en mitad de la calle?. Ah, se me olvidó, en este país (como en tantos) todos nos miramos al espejo cada día, pero en vez de hacer una reflexión solo vemos lo estético: lo bien que estas si tienes menos de 40 años y lo viejo que pareces si tienes 14610 días y un segundo. De esta forma hasta, el ser más sanguinario puede lavarse la cara, acercarse al espejo y sonreír cada mañana. Te importa.

faltantornillos.net

Categorías: Ciudadanía, Economía, Inclasificable
Escrito por: faltantornillos

2 respuestas a “¿Quiénes somos?”

  1. ECO. Dice:

    Todo indica que la crisis económica va a ser mas importante y duradera de lo que oficialmente nos dicen, lógicamente no quieren generan demasiada intranquilidad para no provocar cambios bruscos en el mercado, además la información no solo es poder sino también un bien con el que se comercializa.

    Para la gente que todavía no ha adquirido una vivienda el problema no es el precio del dinero sino el de la vivienda , es por lo tanto este ultimo el que hay que hacer descender tomando las medidas adecuadas, no comprando viviendas excesivamente caras, al contrario de lo que mucha gente hizo hasta ahora gracias a las facilidades dadas por los bancos , reivindicando vivienda de protección oficial, y exigiendo al Gobierno que grave fiscalmente las viviendas vacías para que estas pasen al mercado de alquiler o venta.

    Personalmente pienso que los efectos de la crisis económica serán suficientes para provocar una importante caída en los precios de la vivienda tanto nueva como de segunda mano.

    La gente que tiene una hipoteca no va a tener ya mas remedio que reducir su consumo pues por el momento todo parece indicar que el aumento de la inflación y de los intereses de la misma es, a corto plazo, imparable.
    http://larefineria.blogspot.com

  2. Jordi Dice:

    Algunos historiadores afirman que en Egipto, en la época de construcción de las pirámides, los esclavos no tenían conciencia de que lo eran. Simplemente creían, con fe ciega, que el faraón y las clases nobles realmente eran reencarnaciones de sus diferentes dioses. Quizá por eso no se rebelaban.
    Actualmente no tememos nobles, pero sí marcas y las más poderosas son los bancos, nuestros faraones. Todos ellos apoyados por sus ejercitos de gobernantes, funcionarios y burócratas.
    Igual que en Egipto, hay esclavos que viven mejor y peor. (La gran mayoría peor) Los que vivimos mejor tenemos el consuelo de los tontos, de pensar que nuestra hipoteca con la vida tiene fecha de caducidad. Aunque quizás cuando queramos disfrutar nuestra libertad será muy tarde. Esta es nuestra fe. Así somos.